Teléfono: +569-55226767
Las Heras #650, Los Andes
Email: info@varicesaconcagua.cl

Ecografía Doppler

  • ¿Qué es la ecografía-doppler?

    Este tipo de ecógrafos permiten utilizar el efecto Doppler, que fue descubierto por el físico austriaco Christian Andreas Doppler. El efecto consiste en que cuando un objeto se aleja o se acerca a una persona, el sonido que emite varía en su frecuencia (es decir, es más o menos grave o agudo). Es fácil de reconocer este efecto cuando se acerca una ambulancia, ya que el sonido será más agudo cuando se acerca además de más intenso.

  • ¿Cuándo se hace una ecografía-doppler?

    Se realiza una ecografía-doppler cuando se quiere estudiar el flujo sanguíneo en un lugar determinado, como puede ser directamente los vasos sanguíneos (arterias o venas), pero también la sangre dentro del corazón u otros órganos. La prueba permite detectar estos problemas:

    • Obstrucción parcial o completa del vaso sanguíneo: cualquier arteria o vena puede ver reducida su luz; una de las causas más frecuentes son los trombos arteriales y venosos. Se utiliza frecuentemente en la trombosis venosa profunda de las piernas, siendo la técnica diagnóstica de elección. También sirve para estudiar placas de colesterol en algunas arterias, como las carótidas del cuello.
    • Enfermedades del corazón: se puede estudiar la repercusión que tiene sobre el flujo de sangre las estenosis e insuficiencias valvulares del corazón. De esta forma sirve de complemento a un ecocardiograma normal porque permite conocer la severidad de las alteraciones.
    • Malformación fetal: el estudio ecográfico nos permite visualizar las malformaciones de un feto en desarrollo, pero con la ecografía-doppler podemos ver además las arterias desorganizadas y sus paredes débiles. Se conocen relaciones entre un flujo sanguíneo alterado y la posibilidad de desarrollar malformaciones.
    • Preeclampsia: la preeclampsia es una de las complicaciones del embarazo más frecuentes que hace que la tensión arterial de la mujer se eleve demasiado, y resulta muy grave para el feto. La ecografía-doppler permite adelantar el diagnóstico de esta enfermedad estudiando el flujo saguíneo a través de la placenta.
    • Sufrimiento fetal: al final del embarazo el bebé necesita más aporte de oxígeno y nutrientes a través de la placenta porque es más grande. Sin embargo, la placenta es más vieja y el flujo sanguíneo está disminuido. La ecografía-doppler puede detectar cuándo se trata de una situación insostenible.
    • Varices venosas: la flebografía es una técnica que a día de hoy no se utiliza con frecuencia, pero sigue siendo útil para comprobar la permeabilidad venosa en todos sus puntos y planificar la cirugía.
    • Planificación de cirugías: en algunas situaciones especiales es necesario realizar una ecografía-doppler para estudiar el flujo y la circulación sanguínea en la zona que se va a operar.
  • Preparación para la ecografía-doppler

    • Duración: la ecografía-doppler dura unos 15 minutos.
    • Ingreso: se suele realizar de forma ambulatoria, aunque no es raro que te la realicen durante un ingreso hospitalario o en urgencias.
    • ¿Es necesario ir acompañado?: no es necesario. Se trata de una prueba cómoda y sencilla. Que te acompañen depende más de tu estado de salud que de la prueba en sí misma.
    • Medicamentos: los fármacos que tomes no suelen influir en el resultado de la prueba. De todas formas, siempre debes comunicar al médico todas las medicinas que tomas.
    • Comida: puedes comer y beber antes de la prueba sin restricciones, aunque si te encuentras en urgencias es mejor que te mantengas en ayunas, porque no sabes si la prueba arrojará un resultado que necesite de intervención quirúrgica inmediata.
    • Ropa: puedes acudir con la misma ropa de cada día. Para la prueba te pedirán que te descubras la zona a estudiar, así que procura que sea amplia y cómoda.
    • Documentos: es recomendable llevar el historial médico personal, aunque el médico ya lo tendrá con él.
    • Embarazo y lactancia: es una prueba que se puede realizar sin problemas en esas dos situaciones, y de hecho se realiza de manera rutinaria constantemente.
    • Contraindicaciones: no hay contraindicaciones para realizar la prueba. Tan sólo recordar que no es útil en partes del cuerpo que estén ocupadas por huesos o aire.
  • ¿Cómo se hace la ecografía-doppler?

    En primer lugar el médico realizará una serie de preguntas sobre tu estado de salud y los síntomas por los que consultas. Después realizará una exploración física con la que espera encontrar signos en los diferentes aparatos y sistemas. Si el médico lo considera adecuado solicitará una ecografía-doppler que le ayude al diagnóstico o le confirme la sospecha clínica inicial.

    Para realizarte la prueba no será necesario que te ingresen. No necesitas permanecer en ayunas antes, ni tampoco es obligatorio acudir al hospital acompañado. Si estás citado para realizarte la prueba de forma programada ven con tiempo suficiente para llegar tranquilo. Al entrar a la sala donde te realizarán la prueba te pedirán que te descubras la parte del cuerpo a estudiar. Si es una parte extensa te pedirán que te desnudes y te darán un batín de hospital. Una vez dentro, verás un monitor y una camilla donde te tumbarás en la posición que resulte más cómoda para estudiarte.

    El médico que te realice la prueba, habitualmente un radiólogo, pondrá un gel frío en la piel que esté sobre la zona a estudio. Después aplicará la sonda del ecógrafo sobre ese gel y presionará la piel. La sonda es del tamaño de un teléfono móvil y el médico debe presionar para obtener una imagen nítida de los vasos que quiere estudiar. Es normal que te pueda resultar un poco incómodo al principio, tanto por el frío del gel como por la presión que ejerce el especialista, pero no es doloroso en ningún momento.

    El médico realizará varios movimientos con la sonda. La girará, desplazará, y apretará sobre tu piel; así, podrá estudiar el flujo sanguíneo en varios direcciones. Si lo requiere pondrá más gel. Durante el estudio oirás unos sonidos extraños, son los ultrasonidos que se escuchan en el monitor del ecógrafo.

    Cuando termines te dejarán papel para limpiarte el gel de tu piel y te pedirán que te vuelvas a vestir. Habitualmente no te podrán decir los resultados directamente y tendrás que esperar a la consulta con tu médico. Si estás un urgencias, o es tu propio médico el que te hace la prueba, podrás conocer los resultados directamente.

  • Resultados de la ecografía-doppler

    Los resultados de la ecografía-doppler se obtienen en el mismo momento de realizarla, pero su interpretación debe hacerse con cautela. Por eso muchas veces no te podrán decir los resultados directamente y tendrás que esperar a que te los entreguen otro día. En situaciones de urgencia sí que podrán realizar un juicio clínico en el acto y te lo comunicarán en seguida.

    Con esta prueba se estudian múltiples parámetros del flujo sanguíneo. Su velocidad, dirección, caudal, etcétera. Todos ellos vienen dados en diferentes unidades de medida. Sin embargo, los valores normales de esas medidas dependen de la zona del cuerpo a estudiar. Lo que es un flujo normal en el corazón puede que sea patológico en las carótidas u otras zonas. Por eso lo resultados deben estudiarse a conciencia.

    Es habitual que con los resultados se entregue alguna imagen, aunque si no lo hacen no debes preocuparte porque no suele servir de mucho. En la imagen verás la típica gama de grises que se ven en una ecografía normal, pero con áreas de colores. Esos colores representan el flujo sanguíneo desde el rojo al azul. El rojo indica que el flujo va en dirección a la sonda del ecógrafo (cuanto más intenso más veloz es), y el azul que se aleja (cuanto más intenso más rápido se aleja). El blanco o amarillo suele indicar un flujo más lento o estable.